Cuando persistir se vuelve coraje.

Cuando persistir se vuelve coraje.
Todos alguna vez tuvimos miedo, y ese miedo nos llevó a no actuar, el no actuar a nada, el nada a que nunca fue, y volvimos atrás sin encarar la realidad.
Si bien fuimos cobardes una y otra, y otra vez.
El miedo también es astucia, replicó el primero, huimos de males que pudieron ser.
Nadie quiere males, eso está claro, el no actuar también significa que fuimos inteligentes, no besamos la victoria pero tampoco el fraude. Dijo el segundo.
Si juzgamos por el miedo, lo cual es instinto seremos los que nunca fueron, los que nunca descubrieron, los que son llamados sin camino. Nunca se aspira la verdadera decisión sin intentar.
Si bien fuimos cobardes, una y otra, y otra vez, pero fueron necesarias para aprender a persistir y el persistir fue el inicio, el inicio se fundó con valor y pasión y el resbalar fue cicatriz porque aprendimos a perdurar.
Pero más allá encontramos peñascos y al resbalar veíamos Espinos. Sin embargo el persistir se sembró en el corazón y construimos puentes para cruzar.
Al dar el primer paso sobre el tablón, el pecho se nos llenó de una fuerza que más tarde llamamos Coraje.
Sabio y aprendices.
Santiago Pualho
radior

radior

Suscribete


Suscribete


En el momento
Judicializado auxiliar de enfermería por presunto abuso sexual de una paciente
X